Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

lunes, 3 de enero de 2011

La relación desde el punto de vista de  Raquel.



-¡Buenos días, nena!
Raquel escucha una voz. Se levanta, con mucho trabajo, y mira a su alrededor, era su madre. Raquel esboza una sonrisa forzada, para que su madre no note su estado de ánimo. Anoche, sin poder dormir, se acostó a las 5 de la mañana, tenía los ojos hinchados, de tanto llorar, y un aspecto un poco desaliñado. Su bonita y resplandeciente cabellera rubia ya no es lo que era. Se sentía sin fuerzas, un poco impotente, después de todo lo que pasó, le costaría salir de esa.
Raquel coge el teléfono y marca un número. Espera a que haga la llamada y empieza a entablar una conversación.
-Buenos días Belén.
-¡Hola Raquel!-Se frota los ojos.-¿Por qué me llamas a estas horas de la mañana? Hay gente que intenta dormir, ¿sabes?-dijo un poco molesta.
-Lo siento Belén, pero necesitaba hablar contigo...-dijo con tono triste.
-¿Qué te ha pasado?- Belén parecía un tanto preocupada, no estaba acostumbrada a ver a su amiga mal desde hace 5 meses. Sí... esos 5 meses con Antonio.
-¿Puedo pasarme ahora por tu casa?
-¡Claro que puedes, tonta! Si mi casa es tu casa, ya lo sabes.- dijo sonriente.
-Muchas gracias, ahora me acerco.
*Bip,bip* 
Raquel colgó. Estaba un poco triste, y necesitaba hablar con su amiga sobre el tema. Aún no se podía creer que Antonio la hubiese dejado, después de 5 meses...
De pronto, el móvil volvió a sonar. Raquel se acercó, a ver quien era. Antonio. Era Antonio. Le llamaba por la mañana, como de costumbre, aunque Raquel estaba un poco impresionada, no sabía por qué le llamaba después de todo lo que le hizo. Quizás era otra de sus locuras, y Raquel decidió colgar.
Llegó a casa de Belén. Ella le abrió, y se dirigieron a su habitación. Raquel se echó a llorar.
-¡Raquel! ¿Qué te pasa cielo?- Belén preocupada, pasó sus brazos por sus hombros y la abrazó.
-Antonio...-dijo ella con voz temblorosa. No podía hablar.-...me ha dejado, después de 5 meses...-terminó de decir.
-¿QUÉ? No me lo puedo creer... ¡pero si os iba estupendamente!-Belén se quedó sorprendida, y Raquel seguía llorando aún más.
Le estuvo contando todo lo que pasó. En ese momento, volvió a sonar el móvil. Raquel miró quien era. Antonio. Era otra vez él. Raquel se estuvo preguntando una y otra vez que se le estaría pasando por la cabeza en ese momento, ya que cometía tantas "locuras" como él decía.
-¿Quién era, Raquel? ¿Por qué has colgado?
-Era Antonio... Lleva toda la mañana llamando, no quiero saber nada de él.
-¡No seas tonta! ¿Y si quiere arreglar las cosas y volver?
-Eso es lo peor, que comete muchas "locuras" sin pensar, y yo no voy a estar ahí siempre que él quiera.
-Cierto... pero le quieres, no dejes pasar la oportunidad. ¿Y si está arrepentido de verdad?
-Eso no lo sabes. No lo sabes , no lo sé yo, no lo sabe él, no lo sabe nadie.
-Bueno, intenta animarte, ya sabes que hay muchos chicos, no es el único, tu mundo no gira en torno a él.
-Lo sé... y lo intentaré. Gracias Belén.


 Cómo veis, esta es la segunda parte de la historia que comencé ayer, desde el punto de vista de ella. Mañana presentaré la segunda parte, y supongo que sabréis de que va, pero por si acaso, no diré nada :). Espero que os esté gustando y que os estéis aficionando a esta historia. Ya sabéis, si os gusta o como si no, me gustaría que votarais y si es posible que pongáis un comentario :)
Un beso lectores (L)

4deSeptiembre2010#.

1 comentario:

  1. Que blog tan bonito :D
    Te sigo de forma privada oks? Que no me deja de forma pública :)
    besos de purpurina, ali.
    Una invitación a mi blog: http://globosagua.blogspot.com

    ResponderEliminar