Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

sábado, 1 de enero de 2011

Posdata: te quiero...

Los ojos de Holly se llenaron de lágrimas al ver a Tom y Denise bailar juntos por primera vez como marido y mujer, y recordó aquella sensación. Una sensación de entusiasmo, de esperanza, de pura felicidad y orgullo, una sensación de no saber lo que el futuro deparaba y al mismo tiempo estar preparado para hacer frente a lo que fuera. Aquel pensamiento la alegró. No iba a llorar por eso, iba a aceptarlo. Había disfrutado con cada segundo de su vida con Gerry, pero ahora tenía que seguir adelante. Avanzar hacía el siguiente capítulo de su vida, llevándose consigo maravillosos recuerdos y experiencias que le enseñarían y la ayudarían a moldear su futuro. Sin duda sería difícil, había aprendido a que nada nunca era fácil. Pero no le parecía tan difícil como unos meses atrás, y supuso que a medida que pasara el tiempo aún le resultaría menos complicado.
Había recibido un regalo maravilloso: la vida. A veces esta era arrebatada cruelmente demasiado pronto, pero lo que contaba era lo que hacías con ella, no cuánto duraba. 

4deSeptiembre2010#

No hay comentarios:

Publicar un comentario