Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

jueves, 27 de enero de 2011

Tengo ganas de ti.

Es extraño... A veces te sientes más cómodo con una persona que no conoces, hablas de ti con mayor libertad. Te sinceras. Quizá porque no te interesa su opinión, y se lo cuento todo. Cómo lo conocí, cómo empecé a reír, cómo lo eché de menos... Solo adviertes la maravilla de un amor cuando ya lo has perdido. Tal vez uno se siente así cuando se psicoanaliza; es algo que siempre me he preguntado. Pero de ese modo, ¿se logra ser realmente del todo sincero? Tengo que preguntarselo a alguien que lo haya probado.

4 comentarios:

  1. Me encaaaaaaaanta tu blog♥ Leí unas cuantas entradas y me gusto mucho ^^

    Te sigo!

    http://verdadpalideciente.blogspot.com/
    Pasa por el mio cuando se te antoje :D

    Abraaaaaazo! :3

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, a mi también me gustó mucho el tuyo :)
    Un beeso (L)

    ResponderEliminar
  3. Es mucho mejor hablar con un desconocido que con un conocido por que sabes que al desconocido al final dependera de ti si lo ves o no en cambio al conocido quierase o no por mas que no quieras verlo algun dia te lo cruzaras XD

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, con el desconocido, con tal solo segundos de relación, coges mucha más confianza porque sabes que muy difícilmente volverás a verle, pero con el conocido, por muchos años de relación que tengas, te cuesta contarle las cosas con tantísima facilidad :)

    ResponderEliminar