Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

domingo, 13 de febrero de 2011



Ayer fué un día duro, pero me sirvió para darme cuenta de las cosas. Ayer, el día más malo de todos desde estos 5 meses a su lado, pero también el día más bonito. ¿Por qué? Os contesto.
- Ahora vengo...
+ Isa Isa, espera, ven un momento.
- ¿Qué quieres?
(me besa)
+ No no... no te voy a dejar nunca.
Ayer pasaron muchas cosas, pero me quedo con ese momento. Ese momento también fue el causante de que mi felicidad volviera a ser la que era. Esa confianza que tenía en ÉL, volvió y con más fuerzas y mucho más consistente que nunca. Gracias. Por todos esos momentos, por valorar todo lo que sufrí por ti en ese mismo instante, minutos antes. Por hacer que mi sonrisa volviera a ser lo que era, una sonrisa que de verdad sentía y sin falsedad. Por hacer de un mal día, a un gran día. La vida da muchas vueltas, ¿no? Ahí me di cuenta de todo. De lo complicada que es la vida y dura. Pero también me di cuenta de que con fuerza de voluntad se puede pasar todo, por muy duro que sea. Y que después de todo sufrimiento, viene la recompensa. Que la vida todo no son palos, que también hay momentos buenos, y muchos, solo hay que saber diferenciarlos y disfrutarlos al máximo. Y gracias a ÉL, por esa sonrisa de tonta que aparece en mi cara cada vez que hablo, pienso, estoy o hago algo relacionado con ÉL. Le quiero, le quiero en mi vida hasta el fin de nuestros días, cómo ÉL dijo:
+ Hay tres puntos: 4 de Septiembre, 12 de Febrero y el resto es para siempre. Pues cogeremos el punto de la izquierda, con el de la derecha. Desde el 4 de septiembre, para siempre.
Para siempre, hasta que la muerte nos separe.
Te amo.

4 comentarios:

  1. Que bonito es sentir eso, ese PARA SIEMPRE. (Me ha encantado la entrada, preciosa)

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, es muy bonito :)
    Gracias ^^

    ResponderEliminar
  3. que preciosooooooo!!!
    me encanto la entradaa

    ResponderEliminar