Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

martes, 15 de febrero de 2011

Te quiero.

Cuando me sentía totalmente sola y no encontraba esa pieza del puzzle que me faltaba, apareciste tú. Antes de encontrarte, hice de todo para ello. Busqué debajo del sofá, y no estaba esa pieza tan esencial de mi puzzle. Voví a mirar en la caja, una, dos, tres y hasta cuatro veces y no obtuve nada. Debajo de la mesa, en las mantas... por todas partes, y no encontraba esa pieza. Lo di todo por perdido, creí que no la encontraría nunca, pero lo que yo no sabía era que esa pieza iba a estar dónde menos me lo esperaba, y no iba a ser en ninguno de estos sitios mencionados. Un día, el menos esperado y que ahora es tan famoso y mencionado por nosotros, ese 4 de Septiembre, encontré la pieza del puzzle, y la hice mía. Y esa pieza no estaba ni debajo del sofá, ni en la caja, ni debajo de la mesa... esa pieza estaba más cerca de lo que yo me imaginaba, estaba a mi alcance, al alcance de todos, y si no hubiera llegado ese día, ahora mismo seguiría buscando esa pieza del puzzle que me faltaba. Esa pieza ocupaza un papel esencial en el puzzle. Hacía que todo tuviera sentido, que recuperara las ganas de seguir adelante, y sobre todo, creaba mi mayor felicidad. Muchas veces pienso que habría sido de mi vida si no la hubiera encontrado, y la verdad, no le vería sentido a nada. Quiero darle las gracias a esa persona tan especial, por haber aparecido en mi vida y darme esa confianza de que no te irás de ella nunca. TE QUIERO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario