Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

miércoles, 27 de julio de 2011

tecúeme.

Estamos hechos el uno para el otro, lo sé.
Si después de esta semana separados, pensando como sería la vida el uno sin el otro, y pensar que ya todo había acabado para siempre, hemos vuelto, sé que esto durará mucho tiempo. Planes de futuros que se podrán realizar. Y de repente, lo veo todo mucho más claro. Veo como mi cabeza se despeja, que le sigo queriendo como antes o incluso más, cosa que antes dudaba. Ver que todo lo que hago es por y para ti. Que sigo adelante, a pesar de todos los obstáculos que se presentan en mi camino, por ti. Que lucho por mis sueños ahora más que nunca, por ti. Llegar lejos, sentirme orgullosa, y morder nuestra pulsera. 
Quiero que te quede algo claro. Que no me quiero separar de ti nunca. Que has podido comprobar que cuando digo siempre, es siempre. Que siempre iba a estar dispuesta a retomar la relación tal y como la dejamos, dispuesta a luchar para que esto volviera a ser lo que era. Y, puf... no me arrepiento. No me arrepiento de nada. Que quiero entregarte mi vida, darte todo lo que está en mi mano, amarte, besarte, abrazarte y mucho más por el resto de mi vida. Que te has convertido en alguien esencial, que eres mi debilidad, quien realmente me hace feliz.
Y que quiero seguir mi camino contigo de mi mano. Nunca te separes de mi. Caminemos juntos, hasta llegar al final.

"Lo que me llevará al final serán mis pasos, no el camino."

4910.


Bloggeros! :) Visiten mi ask y hagan todas las preguntas que quieran :) Sea lo que sea, responderé :3
http://ask.fm/IsaSegurisima20

lunes, 25 de julio de 2011

A veces sobran las palabras.

A veces sobran las palabras y abundan los hechos, los simples hechos que te hacen ver la realidad. Realidad que, seguramente, no quieras ver. 
Este es uno de esos momentos en los que prefiero palabras, palabras que me encanten y me lleguen al corazón aunque luego sean mentiras y que los putos hechos destrocen de un momento a otro. Y sinceramente, sigo sin creerlo. Han pasado 4 días, y se me han hecho eternos. Los peores 4 días de mi vida, sin tener al lado a esa persona especial. Esta parece que es la definitiva, y no quiero pensar en ello. Ver que todo, poco a poco, acaba y que no tienes nada que hacer. Que todos los planes de futuro quedan en eso, en simples planes de futuro que no se podrán hacer realidad. Y que en tan solo 4 días, todo esté pasando tan rápido... que no puedo. Que todo esto me queda grande, que le necesito a él a mi lado, pero no quiero volver a sentirme engañada.
Y ahora que lo pienso... ¿qué tiene ella que no tenga yo? No puede ser. Todas las promesas se van con el viento, el daño ya está hecho y será difícil repararlo todo. Y... es verdad eso que decían. Prometer algo, es prometer a ciegas. Para siempre, o un fracaso. No hay termino medio. Esto queda en fracaso. Pero, ¿sabes? Aún tengo esperanzas. Esperanzas de que vuelvas a quererme igual que antes y dejes tu orgullo a un lado solo para estar conmigo y cumplir todos y cada uno de los planes que teníamos.
Solo quiero que te des cuenta de que una relación es de 2, no de 3. Que lucharé por ti, a mi manera. Solo piensa que si ahora estoy luchando, cualquier día me cansaré y dejaré de luchar. Pero yo mis promesas sí las cumplo...

"Así son todas las historias: Te vió. Te conoció. Te gustó. Te eligió. Te tuvo. Te enamoró. Te quiso. Te hizo daño. Te dejó..."

viernes, 22 de julio de 2011

Te quiero muchomuchomucho! :)

Este es uno de esos momentos en los que no tengo ganas de nada, que todo lo que está pasando, me viene grande. Momentos en los que no sabes que hacer, a quien acudir... porque quien siempre estuvo ahí, ya no está. Y te sientes perdida, sin saber como actuar ante todo lo que está pasando, sientes que todo pasa muy rápido y no te da tiempo a pensar. Y en ese momento, solo quieres empezar a correr y no parar. Huir de todos los problemas, llegar lejos, a donde nadie pueda verte, oírte y tampoco joderte tus planes. Y justo en ese momento, aparece la luz en el fondo del túnel. Sientes algo en tu interior que te dice que pares, que no tienes por qué huir, que no estás sola, que te sacará de todos los problemas que se te presenten, que esa sonrisa no se te borrará al lado de esa persona, que luchará por tu felicidad, para que vuelvas a ser esa niña risueña que siempre fuiste. Y esa persona es él, un gran amigo, mi amigo, hasta se podría decir que uno de mis mejores amigos. Una de esas personas que todo el mundo querría tener a su lado y que yo, orgullosa, puedo decir: "La tengo a mi lado". Una persona que siempre está con una sonrisa, ayudándote a seguir adelante, por muy difícil que sea todo. Hace que veas todo de otro color, de forma diferente, de forma más positiva. Hace que busques el lado bueno a los pequeños detalles. Hace que olvides todo y vuelvas a sonreír, como siempre hiciste. Y ahora, quiero dirigirme a ti directamente, Alberto. Gracias. Gracias por ayudarme a salir de esta, por mostrarme otras salidas que, debido a todo lo que está pasando, yo sola no puedo ver. Por darme esa ayuda y ese apoyo que me falta. Por ser como eres. Decirte que sigas así, que llegarás muy lejos, que vales muchísimo y que, por favor,
NO TE SEPARES DE MI LADO EN TODO MOMENTO.

Te quiero muchomuchomucho, Alberto.

domingo, 10 de julio de 2011

Sabía que no me equivocaba.

Sabía que no me equivocaba al depositar toda mi fe y esperanza en él, en mi, en nosotros. Y de repente... ¡ZAS! Otro punto más a mi favor, y muchas más razones para hacer que esto no acabe. Que me quiere, que me ama, que no puede vivir sin mi, ¡que me lo ha dicho! Es increíble como, en décimas de segundo, todo puede cambiar tanto. Algunas veces para bien, otras para mal... ¿No dicen que después de la tormenta, viene la calma? Pues mi calma va llegando, poco a poco. Cada vez me va costando menos ser feliz y sacar esa sonrisa. Voy bien mi futuro bien marcado, y lo veo junto a él, porque él quiere, porque yo quiero, porque los dos queremos. Y por muchas peleas que tengamos, por muchas discusiones que haya y las diferencias en ese momento resalten más y nos haga pensar las cosas una vez más y plantearnos el seguir o no con esta relación.
Pero solo quiero que quede clara una cosa... lucharé por ti, cueste lo que cueste, pase lo que pase.

sábado, 9 de julio de 2011

Quizás sea mejor así.

Y este es uno de esos momentos en los que te preguntas: "¿Por qué me pasa a mi? ¿Qué coño he hecho mal?" Y a partir de ahí comienzas a pensar que tu vida ya no tiene sentido, que no quieres vivir si no es con él, y comienzas a tener pensamientos malignos, sobre como acabar con tu vida o como quieres que acabe tu vida, pero que sea pronto...
En fin, que todo en esta vida pasa, que nada es para siempre, que prometer algo para siempre es prometer a ciegas, desafiar al destino... y nosotros lo habíamos desafiado. No me puedo creer que, después de 10 meses, esto esté a punto de acabar, de llegar a su fin. Que de un día para otro, estemos así. Que todo sea tan perfecto y de repente, todo se vaya a la mierda... Que la llama se apague de un momento para otro, que la amistad se pierda, que las palabras salgan volando, que los 10 meses se queden en eso, en unos simples 10 meses vividos en compañía de esa persona. Esa persona que dice no sentir nada. Esa persona por la que mueres por dentro, esa persona por la que llevas horas y horas llorando, por todo, por los recuerdos, por los besos, los abrazos y un largo etcétera de cosas bonitas vividas a su lado. Y pensar que ahora estás a punto de perder a la persona que más has querido en toda tu vida y que sabes con certeza que seguirás queriendo... ¿Por qué digo "a punto de perder"? Porque todavía me queda una ultima esperanza, porque todavía tengo toda mi fe puesta en él, en nosotros, en que cambie de opinión y mantenga su promesa "nada ni nadie", y que sea verdad lo que decía "porque eres la niña con la que quiero pasar el resto de mi vida".
Te amo, ahora y siempre, ya te lo dije.

Un mundo ideal.

Quiero que todo cambie y vuelva a ser como antes. Quiero un mundo ideal. Quiero una persona que me quiera tal y como soy y que tengo las ideas claras. Que no diga que un día me quiere, y al siguiente no. Que me diga "te quiero" todos los días, y que lo demuestre con hechos. Que le guste que le de cariño y que él me lo devuelva aún con más ganas. Que me abrace cuando estoy mal y me saque de todas mis rayadas. Que se preocupe por mi y por lo que me pueda pasar. Que mire los pequeños detalles que hago por él. Que me deje quererle y hacerle totalmente feliz, dándole todo lo que tengo al alcance de mi mano. Que me diga lo guapa que estoy, que me acaricia el pelo y la cara y nunca se canse de hacerlo. Quiero que sea él el que se muera por venir a verme, saludarme y por darme un beso.
Quiero que vuelva a ser el que era...

jueves, 7 de julio de 2011

El tiempo pasa.

Como dice el título, el tiempo pasa. El tiempo pasa y aquí sigo, en pie, cosa que hace unos días creía imposible. Aprendiendo de mis errores, haciéndome cada día más fuerte y aprovechando los pequeños momentos, esos que hacen realmente feliz a cualquiera. Y ver que estoy rodeada de pequeñas personitas que hacen que cada día me vaya superando a mi misma, que cumpla mis sueños, que sonría y no mire atrás, al pasado, a ese que tanto odiamos. Personitas que me han estado acompañando en todo momento, haciendo que cada día crezca más y más como persona, consiguiendo retos imposibles junto a ellas. Pequeños detalles, pequeñas cosas, que hacen que esas personitas sean grandes y que tengan un corazón que no les cabe en el pecho. Y sobretodo, una de esas personitas en especial. Él, mi vida, la persona que lleva a mi lado 10 meses, compartiendo todo lo que puede conmigo, sacándome la sonrisa, defendiéndome, haciéndome la niña más feliz del mundo. Desde el primer momento, hasta el más reciente, demostrándome que no estoy sola, que le tengo a él y le tendré para siempre. Que me quiere y no dejará de hacerlo, y es lo que realmente me gusta...
Y que por mucho tiempo que pase, sé que seguiré en pie y acompañada de estas personas, siendo realmente feliz, pase lo que pase.

lunes, 4 de julio de 2011

10 meses a su lado.

A pesar de las miles de diferencias que tenemos, a pesar de las miles peleas que hemos tenido en las que me he planteado una y otra vez si seguir o no adelante con esto, a pesar de tus típicas borderías y de tus pocas muestras de cariño hacia a mi, a pesar de los celos, a pesar de la distancia en ciertos momentos... a pesar de todo, te quiero, como nunca he querido a nadie. Te quiero como el primer día o incluso más.
Lo siento por todo, por ser tan cabezota y superarte psicológicamente a veces, y hacer que pienses que no puedes con esto. Pero quiero que sepas que lucharé para que esto siga en pie, para que la llama no apague, para que esto no se quede en simples recuerdos. No estoy preparada a emprender un nuevo camino sola. Me he acostumbrado a andar contigo de la mano, a mirar a mi derecha o a mi izquierda y verte a ti, tus besos me ayudan a seguir adelante día a día y cuando no los tengo... siento que me falta el aire. No estoy preparada a volverme a enamorar, no me imagino una vida sin ti, como sería todo si esto acabara, y no sé que hacer... No sé como actuar, como reaccionar ante esa situación, no sé nada... Solo sé que te quiero a mi lado ahora y siempre, y que si alguna vez esto acaba, estaría dispuesta a retomar una y otra y otra vez la relación.
Y es increíble todo esto... es increíble como, de un día para otro, en tan solo décimas de segundo, las cosas pueden cambiar tanto... y pienso en los buenos momentos y zas... me hundo y no sé como salir. Siento que todo me viene grande, que no puedo más con esto de estar día bien y día mal... Siento que necesito un cambio urgente.
Pero en fin... me centraré en lo importante.
En que hoy hacemos 10 meses y, quiera que no, han sido los mejores 10 meses de mi vida.
Te amo muchisimo, pequeño.