Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

sábado, 9 de julio de 2011

Quizás sea mejor así.

Y este es uno de esos momentos en los que te preguntas: "¿Por qué me pasa a mi? ¿Qué coño he hecho mal?" Y a partir de ahí comienzas a pensar que tu vida ya no tiene sentido, que no quieres vivir si no es con él, y comienzas a tener pensamientos malignos, sobre como acabar con tu vida o como quieres que acabe tu vida, pero que sea pronto...
En fin, que todo en esta vida pasa, que nada es para siempre, que prometer algo para siempre es prometer a ciegas, desafiar al destino... y nosotros lo habíamos desafiado. No me puedo creer que, después de 10 meses, esto esté a punto de acabar, de llegar a su fin. Que de un día para otro, estemos así. Que todo sea tan perfecto y de repente, todo se vaya a la mierda... Que la llama se apague de un momento para otro, que la amistad se pierda, que las palabras salgan volando, que los 10 meses se queden en eso, en unos simples 10 meses vividos en compañía de esa persona. Esa persona que dice no sentir nada. Esa persona por la que mueres por dentro, esa persona por la que llevas horas y horas llorando, por todo, por los recuerdos, por los besos, los abrazos y un largo etcétera de cosas bonitas vividas a su lado. Y pensar que ahora estás a punto de perder a la persona que más has querido en toda tu vida y que sabes con certeza que seguirás queriendo... ¿Por qué digo "a punto de perder"? Porque todavía me queda una ultima esperanza, porque todavía tengo toda mi fe puesta en él, en nosotros, en que cambie de opinión y mantenga su promesa "nada ni nadie", y que sea verdad lo que decía "porque eres la niña con la que quiero pasar el resto de mi vida".
Te amo, ahora y siempre, ya te lo dije.

No hay comentarios:

Publicar un comentario