Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

martes, 13 de agosto de 2013

13. "Despedida" el día de tu cumpleaños. ARC13

Aunque el título diga que este episodio era el final, la despedida, no será así. No quiero despedirme nunca de ti y menos un día como hoy. Pero hablemos del final de todo.
Todo fue muy raro y muy rápido. Te hablaba de vez en cuando por whatsapp y todo comenzó cuando contestaba tu madre o tu hermana diciendo que estabas ingresada, que pronto podríamos hablar. Pasaba el tiempo y no recibía un solo mensaje tuyo. Volví a hablarte. Volvieron a contestar ellos. Así fue hasta que una tarde, mientras estudiaba, me entró curiosidad y entré en tu tuenti. Vi comentarios un poco extraños, me entró el pánico y hablé con tu madre. Nadie contestaba. Vi en twitter mensajes más extraños aún, pero prefería una confirmación antes de armar algo. Al día siguiente, en el instituto, la obtuve. Y pensar la de planes que tenía sobre ir a verte, las ganas que tenía de verte y de ir a ver como estabas y querer despedirme por última vez de haber sabido esto. Me resulta raro hablar de esto, me resulta raro que todo surgiera tan de repente, me resulta raro que no estés. Y digan lo que digan, sea cual sea la verdad, aunque la sé, quiero y necesito volver a verte. Pensaba que te volvería a ver y lo sigo pensando. Te noto tan cerca que... No me termino de creer esto. Y ya hace más de un año desde que te vi por última vez y tal día como hoy hace 3 meses de lo ocurrido pero también cumples 16 años. 16 añazos, esos que deberías estar disfrutando ahora. Por Valencia, por Francia, por Alcalá o por donde quiera que fuese.
Hoy tu madre visitó estas tierras. Siento como si hubiera tenido un reencuentro contigo. En sus ojos te veía a ti. En su sonrisa veía la tuya. Y no podía evitar echarte de menos. Te echo de menos. Te tendré más cerca que nunca. Tu olor, tu camiseta, tu foto. Siento que hay alguien a mi lado dándome fuerzas. Sé que eres tú. Y ahora tengo más presente que nunca nuestra frase. Sempre al teu costat. Desearía que nada de esto hubiera ocurrido nunca y hoy poder desearte un feliz cumpleaños como mereces. Pero no ha sido así. La vida ha querido esto y quizás haya un por qué, pero yo no lo encuentro.
Felicidades de nuevo. Nunca me olvidaré de ti, ni de los tuyos. Eras, eres y serás lo más grande. La que me enseñó la verdadera amistad. Alba Rosso Cerquera, la mejor. Gracias, mil gracias por todo.
Te quiero, Alba.
13Mayo.

lunes, 12 de agosto de 2013

12. Perdimos el contacto poco a poco. ARC13

No, esta vez no perdimos el contacto por culpa de problemas entre nosotras. Eso estaba más que superado. Esta vez fue porque andabas más ocupada y yo también y pocas veces podía parar a hablarte. Pero eso no quería decir que no te pensara, te echara de menos ni me preguntara cuando volvería a verte ni como estarías. Lo que no sabía era que no volvería a verte más.
Pasaban los días y pasó el verano. Ese verano lo pasé sin ti. Intenté hacerme ver que no te echaba de menos pero no lo conseguí, lo hice y mucho. Pasó el verano y ya solo me quedaba esperar y pensar que al siguiente te vería.
Pasaban los días, entré en tercero de la ESO y mis vicios a los estudios y a superarme día a día me hacían olvidar un poco al mundo. En realidad no te olvidaba, pero tampoco tenía tiempo a mantener una conversación decente contigo. Pero sé que esa gran amistad que teníamos no se iba a perder por no hablar. Porque era algo tan grande lo que teníamos que no se pierde por nada. Simplemente volveríamos a hablar y nos pondríamos al día y todo solucionado. Contigo todo era así de fácil. Contigo todo era así de sencillo, de simple. Contigo todo eran alegrías. Contigo todo era diferente, contigo el mundo parecía menos malo. Dabas ese brillo, esa luz, esa alegría, esa sonrisa necesaria y ese punto de positividad necesario para seguir adelante. Todo esto y más te hacía muy grande.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo

domingo, 11 de agosto de 2013

11. Tercera despedida. ARC13

Solo estuviste una semana aquí y, evidentemente, esta despedida no supera a la segunda aunque si iguala a la primera. La segunda fue especial. Demasiado especial diría yo.
Una despedida, normalmente, se basa en abrazos, besos, frases de despedida y a veces alguna que otra lágrima. Pero lo que más se siente es lo que uno lleva dentro y no es capaz de expresar porque no existen palabras que lo especifiquen con la exactitud que requieren esos sentimientos. Con ella he vivido tres despedidas y en todas ellas lo que más destaco es lo que se me ha quedado dentro. Y lo que se le quedaba a ella también, porque con solo mirarla a los ojos sabía que estaba deseando decir algo y no encontraba las palabras que describieran esos sentimientos y a veces una mirada dice más que mil palabras. Mirarla a los ojos me hacía saber mucho sobre ella, sobre lo que sentía y sobre su estado de ánimo. Y siempre o casi siempre estaba sonriendo, siempre estaba alegre y risueña como solo ella sabía estar y eso me alegraba y lo transmitía a todos. La hacía y la hace especial.
En aquella despedida me diste un abrazo muy especial, como todos los que me dabas. No pude estar hasta el último momento contigo porque tenía clases, pero me alegraba saber que hice todo lo que estaba en mi mano para que pasaras una buena semana y que te irías con buen sabor de boca. Y lo mejor, que volverías. Que si te ibas era para volver. Que esa semana acabó, pero comenzaba otra cuenta atrás para verte en verano o en el próximo año. Aunque no fue así, aunque ya no volveré a verte, yo sigo teniendo esa esperanza. Sigo esperándote y lo haré toda mi vida si es necesario.
Gracias por esa semana a tu lado. Como siempre, estuvo llena de risas, buenos momentos, confesiones y ponernos al día... Comenzó la semana con un abrazo y terminó con otro. Y con miles de recuerdos más para añadirlos a nuestra historia. Una historia que solo tú y yo sabremos lo que había en ella, lo que sentíamos y lo que nos queríamos. Y yo con esa historia aprendí el verdadero significado de la amistad. Gracias por esos momentos tan tuyos y míos.

Tercera despedida pero no la última. No quiero despedirme de ti nunca. Siempre estaré contigo y sé que siempre estarás cerca de mi.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

sábado, 10 de agosto de 2013

10. Semana Santa juntas. ARC13

Todo volvió a la normalidad. Eso era otra de tus buenas facultades, otra cosa que te hacía destacar entre los demás. Tenías ese don de hacer que todo fuera más fácil de lo que es. Hiciste que eso de volver a la normalidad fuera simple, fuera un proceso rápido. En casos normales con personas normales ese proceso suele ser más costoso pero contigo no lo fue. Eras especial y seguirás siéndolo siempre.
Y ya que todo volvió a ser lo que era, mis ganas de verte también volvieron. En realidad siempre estuvieron, pero ahora estaban aún más. Nuestras tardes se resumían en: "ALBA, VEN EN SEMANA SANTA", así todos los días a todas horas y acabaste viniendo. No sé si por pesada pero... viniste y era lo que importaba.
Realmente fue la semana después de Semana Santa ya que allí en Valencia estabais de fiesta.
Cuando llegaste, quedamos en el Central Park. Antonio y yo te hicimos una broma pero al fin pude abrazarte de nuevo. Fueron unos días bonitos, intensos... Por el club, por el parque... Y ahora se podría decir que todo eso me recuerda a ti y me cuesta estar en esos sitios sabiendo que he estado contigo y no podré volver a estarlo.
Lo mejor de esa semana fue tu caída. Esa caída fue... Épica. Fue increíble... Estabas siempre en el suelo, pero aquella fue para verla. Hasta para caerte lo hacías con estilo. Fue a cámara lenta, podía ver tus gestos. Fue increíble, no puedo parar de reír y recordarlo. Y tampoco puedo parar de echarte de menos, a ti y a esas risas contigo.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.



viernes, 9 de agosto de 2013

9. Reconciliación. ARC13

Todo se desmoronó y con ello las promesas. Pero no quería perderte. Me dolía en el alma perder a una amiga que tanto quise, que tan sincera había sido conmigo y que tanto me había demostrado aún estando a kilómetros de mi. Hiciste algo que esperaba de cualquiera persona menos de ti, pero no te faltó sinceridad y, por mucho que me doliera, todas esas cosas merecían ser valoradas.
Me acordaba de ti todos los días y, después de todo, no podía evitar verte conectada y no hablarte y pensar que vendrías a Alcalá y no podría ni mirarte a la cara. Me dolía pensar que si eso seguía así nos convertiríamos en extrañas. Yo sabía que lo sentías, que no lo hiciste con mala intención y que querías lo mejor para mi si eso significaba privarte de cosas y todas esas cosas y más detalles los valoré a la hora de arreglar las cosas.
Contigo cada momento, por bueno o malo que sea, se hace especial. Y aquella reconciliación lo fue. Me dijiste que lo sentías millones de veces. Me dolía verte tan mal y yo era más contundente que nunca. Más dura, más insensible. Pero contigo me era imposible sacar un poco de carácter. Nunca podré compensarte los malos momentos que te hice pasar. Ya nunca podré. Los momentos que pasé yo me dan igual, solo me importaba tu felicidad. Pero esa sonrisa, esa voz de pito pero a la vez dulce y esos rizos rubios a la par que decías: "Dame besitos de esquimal" o "Deja a Nono y vente conmigo" hacían que olvidara todo y sonriera a tu lado, como siempre he hecho. Ahora la diferencia es que lo haré por y para ti.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

jueves, 8 de agosto de 2013

8. Todo se desmorona. ARC13

A veces las cosas no son como esperas, como planeas ni como quieres. No existe nada perfecto, toda persona tiene sus más y sus menos y por eso chocan. Nosotras chocamos, fuiste sincera conmigo pero el daño ya estaba hecho y aunque es mejor tarde que nunca, no pude evitar enfadarme.
Después de aquella ultima mañana y aquella despedida tan perfecta, llegaron a mis oídos ciertas cosas que no me gustaron... Evidentemente me enfadé. No debí haberte hecho pasar por ese momento y debí haber valorado desde el primer momento tu sinceridad... Lo ocultaste durante meses pero terminaste contándolo todo, aunque eso me dolió mucho...
Pasaba el tiempo y nada era como antes, no conseguía olvidar, no conseguía intentar no tenerlo en cuenta y eso nos pasó factura. Aún así no paraba de pensar en ti, de preguntarme como te iría todo, como estarías, como sería tu vida, tus notas, tus amigas... Como sería todo. Te echaba de menos y siempre dije que los buenos momentos superaban a los malos con creces. Quizás por eso te echaba de menos y no había manera de no hacerlo. Y moría por hablarte, decirte que te quería... pero moría de rabia por dentro de tan solo recordarlo.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

miércoles, 7 de agosto de 2013

7. Segunda despedida. ARC13

Todo lo bueno acaba, por segunda vez. El segundo verano a tu lado que, junto al otro, han sido los mejores. Y, como en el primer verano, hubo una despedida. Esta un poco más emotiva.
Después de tantísimos momentos, de tantas risas, de intentar que tus abuelos te dejaran salir diciendo que era mi cumpleaños y que me regalaran un bolígrafo en forma de pepino e igualmente no te dejaron salir, después del camarero acosador, de miles de aventuras, de miles de historias... Después de todos los buenos ratos, todo acababa y con la esperanza y la promesa de que volverías.
Días antes de irte, nos sentamos en el pasillo de los vestuarios junto a más gente y pusimos la canción de "Cuando me vaya". Intentábamos grabarlo. Te di dos cartas, una que hice para la ocasión y otra que iba a mandarte por correo y entre una cosa y otra no pude. Te quería leer la adecuada para aquel momento, pero no pudimos evitar soltar unas lágrimas todas las personas que estábamos allí. Entre la canción y la carta, no pudimos grabar ni tampoco terminar. Fue un grandísimo verano, mejor que el anterior y no quería que te fueras. También me diste una carta, pero no me dejaste leerla hasta irme a casa. Los días previos a tu despedida lo pasamos mal. La canción siempre estaba presente y no esperábamos aquella despedida... Pero llegó.
Tu último día en Alcalá. Marchabas por la tarde pero te pedí que fueras al club por la mañana, que iría a verte. Nos hicimos fotos, pasamos buenos ratos y como te había prometido siempre, no te fallé. Ni el último día. Pasaron cosas, surgieron dudas... Pero prefería pensar en el último día y disfrutarlo. Sabía que ese día iba a llorar y no quería. Me hice una foto que pusiste de fondo. Te regalé dos colgantes, aunque solo llevabas uno, y una pulsera. Pero las horas pasaban y a las 14:00 debías estar en el aeropuerto. Te fuiste, te di el último abrazo y rompimos a llorar. Pero tenías que irte.
Fue la despedida más perfecta, el verano más perfecto y los días más perfectos a tu lado. Llenos de verdaderos sentimientos y que demostraban lo verdadero que era todo. Aunque no sabía que venían momentos más difíciles...

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.


martes, 6 de agosto de 2013

6. Segundo verano juntas y camarero acosador. ARC13

Después de ese bonito y emotivo reencuentro y de toda la espera de 9 meses, nos tocaba vivir otro grandísimo verano juntas. Podría decir que han sido los dos mejores veranos de mi vida y, aunque el verano del 2011 no acompañaba mucho respecto a ciertos temas, tú estabas ahí, me animabas, me acompañabas en todo momento y bueno, no puedo tener quejas contigo y lo feliz que me hiciste. Para ti también fue difícil en ciertos aspectos, pero eras más fuerte que todo.
De aquel grandísimo verano quiero destacar las mañanas en el campamento, jugando al tenis. Otro verano más, hiciste millones de amigos y me tenías a mi. Y para mi, tenerte a ti fue el mayor regalo.
Pero como dice el título, de este segundo verano, aparte de las mañanas del campamento, lo que más hay que destacar es al camarero acosador. Sí sí, camarero acosador.
Durante las mañanas en el club, el camarero un día te hizo una rosa de tomate. Nuestro querido Diego, Harry Potter para los amigos. Te lanzaba miradas seductoras. Le encantabas. No podía resistirse a esos encantos, a esa sonrisa y a esos rizos rubios. Pero una noche, cenando, el camarero pasó a mi bando. Lo recuerdo y no puedo parar de reír... Estábamos todos cenando y el camarero me hizo "cosquillas". Me prestaba bolígrafos diciendo que era el único que tenía y se los devolvía rotos. Lo llamábamos y le decíamos: "Oye oye... ¿a que jode venir pa' ná?" Pero le encantaba venir y vernos, le encantábamos. No parábamos de gastarle bromas. No paraba de reír. Joder, que perfectos eran los momentos a tu lado. Y que perfecta eras y seguirás siendo tú, princesa.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

lunes, 5 de agosto de 2013

5. El reencuentro. ARC13

Después de no vernos en 9 meses, de haber mantenido el contacto aunque nos costara mucho ser lo que éramos solo por internet, no había acabado nada y hubo un reencuentro. Llegó el verano, el esperado y ansiado verano. Y eso significaba volver a verte.
Pocos días después de que abriera la piscina me comunicaste que vendrías. Ese día estuve en el club desde por la mañana. No recuerdo exactamente a donde fui ni que hacía, solo recuerdo que me dijeron que habías llegado, fui al recinto de la piscina, te vi y te di el mayor abrazo que le he dado a nadie nunca. Ese abrazo no se olvida. Ese abrazo ha sido el mejor que me has dado. Te vi más alta, más delgada, más risueña, más alegre, más bonita. La voz más de pito, mismo acento... Te hacían falta días en Alcalá para empezar a decir "illo" o cosas así, siempre te pegábamos nuestra forma de hablar. Llevabas esa camiseta azul del monstruo de las galletas. Joder, que guapa eras. Que brillo tan especial y tan bonito traían esos ojos. Fue la alegría de mi vida tenerte allí de nuevo, lo necesitaba, lo quería con todas mis ganas. Y hablar, hablar y hablar. Y reír aún más. Fue el mejor reencuentro que he tenido con nadie nunca y el mayor ejemplo de que la distancia no siempre es el olvido. Si se quiere, se puede. 

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

domingo, 4 de agosto de 2013

4. Mantener el contacto a larga distancia. ARC13

Aunque el verano había terminado y tú ya te habías marchado a Valencia, no había por qué acabar con la amistad. Te confesé que ese era mi mayor miedo, el perder la amistad porque te habías convertido en alguien muy especial. Y tú, como grandísima persona y mejor amiga aún, no fuiste menos. Mantuvimos el contacto.
Al principio, hablábamos día a día, me contabas como te iba en el instituto y esas cosas. Me preguntabas como me iba con Nonaino, como iban las clases y esas cosas. Pasaba el tiempo, andábamos más ocupadas y no podíamos hablar tanto. Pero cuando lo hacíamos, parecía que no habíamos dejado de hablar en ningún momento. Nos poníamos al día y así íbamos. Yo no paraba de decirte que vinieras en Semana Santa, que te echaba de menos. No paraba de necesitarte. No paraba de escribirte entradas en tuenti, te hice hasta una carta que no pude mandar pero que finalmente te di. En esa carta pedía a los Reyes Magos que te trajeran conmigo. No paraba de mirar aquel papel de recibo del bar en el que ponía: "Alcalareña, te quiero". Te eché de menos, se me pasó muy lento el año y no creía que el verano llegara algún día. Pero el hablar contigo día a día me daba fuerzas. Tú me transmitías esa fuerza y eso me ayudaba a seguir.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

sábado, 3 de agosto de 2013

3. Primera despedida. ARC13

Todo lo bueno siempre acaba. Todo tiene un final y aquel maravilloso verano no podía durar eternamente. Fue, como ya dije, el mejor verano de mi vida. Conocí a una gran persona, pero todo tiene su fin y la despedida tenía que llegar algún día.
Fue una despedida simple puesto que te conocía poco, poco referido al tiempo porque te conocía de tal manera que parecía que eramos amigas de toda la vida. Después de aquella despedida creía que no íbamos a poder a mantener el contacto, que nada volvería a ser igual el verano siguiente. Le cogí demasiado cariño a tus abuelos, te lo cogí a ti... Y quería que nada cambiara. Solo quería eso.
Lo dicho, fue una despedida normal. Pero gracias a tus actos, me hiciste saber que nada iba a cambiar. Al día siguiente de tu partida, un "amigo" me dio una especie de carta tuya. Era el típico recibo del bar pero que detrás ponía: "Alcalareña, te quiero" Aquello hizo que tuviera confianza. Aquello hizo que no te olvidara jamás.
Fue una despedida triste, porque todas las despedidas lo son. Pero confiaba en ti... Era lo único que tenía cuando te fuiste, pero no perdí nunca esa confianza.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

viernes, 2 de agosto de 2013

2. Primer verano juntas. ARC13

Después de aquel día en el que te conocí, después de quedarme impactada con aquel acento, aquella voz dulce y aquella sonrisa que contagiaba a todos... después de todo eso vino lo mejor: primer verano a tu lado.
No sabía que te ibas a convertir en alguien tan especial ni que ese iba a ser el mejor verano de mi vida y gran parte de ello fue gracias a ti. Un día, otro, otro y otro. Los días pasaban y empezaste a juntarte con nosotras. Mundial de España, aún recuerdo como vivimos los partidos, te pintabas la cara, me contabas como te iba con el chaval y te ayudaba si algo iba mal. Todo eso nos daba lugar en un partido de fútbol, que al fin y al cabo ni lo veíamos ni nada. Los días iban pasando, cada día estaba más cerca el último día de verano. Te fuiste de nuevo en la fecha de tu cumpleaños, 13 de Agosto, pero volviste después. Compartíamos momentos, compartíamos gustos, aficiones, mañanas jugando al tenis... Lo compartíamos todo. Me decías lo buena que era jugando, insistías a los profesores para dar clases de tenis conmigo pero nunca te dejaban. Primeras fotos, primeras caídas tuyas en el fútbol y primeras risas. Bueno, mentira, primeras no. Otras muchas de tantas anteriores.
Me hiciste pasar el mejor verano de mi vida. Me hiciste feliz con tan solo una sonrisa y cualquier palabra de amor. Hiciste que todo fuera más fácil, más bello y lo mejor de todo ese verano era saber que tan solo era el principio.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

jueves, 1 de agosto de 2013

1. El comienzo de todo. ARC13.

No recuerdo el día con exactitud, pero si recuerdo con exactitud como fue.
Todo empezó una tarde normal y corriente en el club. Bueno, "normal y corriente". Yo no sabía que iba a conocer a una persona que, a pesar de la distancia y de todo, se iba a convertir en mi mejor amiga.
Gracias a rumores sobre una relación tuya con un chico del club empecé a fijarme en ti y tu forma de ser. Me dijeron que eras valenciana y quise conocerte, preguntarte cosas sobre ti y ayudarte en tu relación. Así que todo comenzó con un hola. Llamé al chaval y le dije que te llamara a ti también y ambos vinisteis. No entendía tus palabras, el acento valenciano era algo que me confundía mucho porque era la primera vez que lo escuchaba. Me impactó muchísimo, pero me encantó y esa voz de pito pero a la vez tan dulce... No pude evitar pensar que ibas a ser una gran amiga. 
Tan grande. Esos rizos rubios, esa sonrisa, esa alegría que desprendías hizo que te ganaras un hueco entre nosotros. Y así fue, un gran verano juntas.
Te echo de menos. Sigo pensando que volveré a verte. 
Quiero y necesito volver a verte.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.