Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

domingo, 11 de agosto de 2013

11. Tercera despedida. ARC13

Solo estuviste una semana aquí y, evidentemente, esta despedida no supera a la segunda aunque si iguala a la primera. La segunda fue especial. Demasiado especial diría yo.
Una despedida, normalmente, se basa en abrazos, besos, frases de despedida y a veces alguna que otra lágrima. Pero lo que más se siente es lo que uno lleva dentro y no es capaz de expresar porque no existen palabras que lo especifiquen con la exactitud que requieren esos sentimientos. Con ella he vivido tres despedidas y en todas ellas lo que más destaco es lo que se me ha quedado dentro. Y lo que se le quedaba a ella también, porque con solo mirarla a los ojos sabía que estaba deseando decir algo y no encontraba las palabras que describieran esos sentimientos y a veces una mirada dice más que mil palabras. Mirarla a los ojos me hacía saber mucho sobre ella, sobre lo que sentía y sobre su estado de ánimo. Y siempre o casi siempre estaba sonriendo, siempre estaba alegre y risueña como solo ella sabía estar y eso me alegraba y lo transmitía a todos. La hacía y la hace especial.
En aquella despedida me diste un abrazo muy especial, como todos los que me dabas. No pude estar hasta el último momento contigo porque tenía clases, pero me alegraba saber que hice todo lo que estaba en mi mano para que pasaras una buena semana y que te irías con buen sabor de boca. Y lo mejor, que volverías. Que si te ibas era para volver. Que esa semana acabó, pero comenzaba otra cuenta atrás para verte en verano o en el próximo año. Aunque no fue así, aunque ya no volveré a verte, yo sigo teniendo esa esperanza. Sigo esperándote y lo haré toda mi vida si es necesario.
Gracias por esa semana a tu lado. Como siempre, estuvo llena de risas, buenos momentos, confesiones y ponernos al día... Comenzó la semana con un abrazo y terminó con otro. Y con miles de recuerdos más para añadirlos a nuestra historia. Una historia que solo tú y yo sabremos lo que había en ella, lo que sentíamos y lo que nos queríamos. Y yo con esa historia aprendí el verdadero significado de la amistad. Gracias por esos momentos tan tuyos y míos.

Tercera despedida pero no la última. No quiero despedirme de ti nunca. Siempre estaré contigo y sé que siempre estarás cerca de mi.

Quiero y necesito volver a verte. Te echo de menos.
Sempre al teu costat.
Te quiero, Alba. 13Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario