Un mundo de colores y de ilusion.

Lectores.

viernes, 28 de febrero de 2014

UNO.

A veces tienes que dejar muchas cosas de lado para tener muchas otras. Privarte de cosas o simplemente, dejar oportunidades pasar solo porque después viene algo mejor. O saber qué vales, qué tienes delante y a qué aspiras. Y si lo que tienes delante no es a lo que aspiras, de nada sirve luchar porque vendrá algo mejor. Pero también hay veces en las que lo que tienes delante es mucho más a lo que tú aspiras, pero lo tienes delante y no puedes dejarlo escapar. Y esas cosas no pasan con frecuencia. No pasa todos los días. Es algo raro que alguien tan grande se fije en algo tan pequeño. Y ese ha sido mi caso. Solo que esa persona tan grande está haciendo que me crezca día a día a la par que crece él también.
Todo, todo va por ti. Ese cúmulo de sensaciones, sentimientos y pensamientos que estoy intentando ordenar para que adquieran un orden y un sentido, son por ti. Porque lo que me haces sentir no tiene nombre. Has conseguido en 1 mes muchas cosas que otras personas en años no han conseguido. Has hecho por mi cosas que nunca han hecho. Has hecho que sea feliz todos los días. ¿Sabes lo mejor? Que con solo verte llegar ya soy feliz. Tienes ese don, esa facilidad. Eso y muchas cosas más te hacen tan especial. Sé que es difícil encontrar a alguien igual o casi como tú. Mejor imposible, porque mejor que tú no hay nada. Cada gesto, cada palabra, cada acto, cada abrazo, cada beso, cada risa... Has devuelto esa pizca de color que le faltaba a mi vida. Has sido la primera persona en la que he confiado después de todo lo que he pasado, algo que sabes de sobra. Y a veces sobran las palabras... Aunque, en realidad, no es que sobren... sino que no hay palabras que puedan explicar lo que siento por ti.
Quiero que te quede claro que pienso estar a tu lado durante mucho tiempo. Porque alguien como tú no se encuentra todos los días y siento que a tu lado me ha tocado la lotería. El premio gordo. Pero que te quede claro que ni todo el dinero, el oro y las cosas valiosas del mundo valen más que tú. Que eres inmenso, que ni el Everest. Eres... Eres lo mejor que me ha podido pasar en mucho tiempo. Y pese a quien le pese, no pienso separarme de tu lado. Te voy a sacar sonrisas todo el tiempo que me dejes estar a tu lado, vamos a reír, vamos a seguir coleccionando momentos y recuerdos y vamos a seguir haciendo que la gente envidie esto. Y valorarte y tratarte como mereces, intentando estar a tu altura aunque estés muy alto y no llegue. Pero lo más importante, viviendo todo juntos.
Mil gracias por todo. Por preocuparte por mi y hacerme la niña más feliz.
Te quiero muchísimo.
1214.